Mensaje de error

User warning: The following module is missing from the file system: backup_migrate. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1138 of /home/yoancapote/yoancapote/includes/bootstrap.inc).

Yoan Capote: Anzuelos de pesca, Minimalismo y el Sueño americano.

Cuban Art News

Esta semana, Cuban Art News comparte con Yoan Capote, que está en Nueva York para el montaje de su muestra Estados Mentales, en la galería Jack Shainman  en Chelsea. Después de la entrevista en video  con la documentalista Ketty Mora, Capote habla en detalle sobre la muestra, y cómo ser un artista internacional radicado en La Habana.

Para comenzar, podría darnos una mirada sobre la muestra y los temas abordados en las piezas incluídas?

Estados Mentales es una recopilación de trabajos e ideas que surgieron después de mi primer encuentro con la cultura norteamericana. Eso sucedió en el año 2002, cuando llegué por primera vez. Anotaba varias ideas, concentrándome en los aspectos sicológicos de esta impresión. Me atraían y me interesaban los vínculos con fantasias, obsesiones y la seducción.

La muestra incluye tres piezas de grandes dimensiones que fueron “pintadas”, por así decirlo, con anzuelos de pesca. Cómo surgieron las mismas?

Tras mi experiencia en América comencé a considerar objetos que tuviesen alguna relación con el tema. Y sucedió que uno de ellos es un objeto antiguo, muy común en Cuba: el anzuelo para pescar. Es un ´simbolo de seducción y atracción, una verdadera trampa. En la primera serie, denominada American Appeal, reproduje la primera tarjeta postal que recibí desde Nueva York.

Fue confeccionada con miles de anzuelos en un proceso de creación muy, muy obsesivo. Es una obra meticulosa. Y se establece una interesante relación con la energía de la pintura porque fue pintada con mucha capa de impasto, de óleo, y los brochazos aportaron mucha energía. Y en oposición, se sitúan los anzuelos fijados por clavos, uno por uno, en un proceso mecánico, muy artesanal. Desde la distancia, los anzuelos forman las líneas de un dibujo o un grabado, me inspiré en los grabados y fotografías de la Nueva York de los años 30, pero si te acercas, es una escultura, o una pintura.

También es interesante cómo uso las personas para producir esta pieza. Numerosos asistentes, como veinte personas, trabajaban conmigo. Y ésto aporta otro contenido a la obra, porque en esta muestra hablaré de obsesiones colectivas, como la inmigración, el American Dream, y la real vida norteamericana.

Por ello, considero esta muestra como un proyecto site-specific, porque habla de América y debía ser mostrado en América. En este contexto, por supuesto, se exhiben piezas de alcance más universal, del mismo modo que el cine de Hollywood podría ser universal.

Se incluyen piezas de gran formato…

En mi caso, la escala es usualmente un elemento conceptual. Para American Appeal decidí activar la escala en relación a la megalomanía de la ciudad. Lo mismo ocurre con otra pieza, Isla, que es con 8 metros la de mayores dimensiones de la exhibición, un tamaño enorme.

Porque la primera imagen que los cubanos tienen de América es el mar. Ellos contemplan el mar e imaginan qué existe detrás, con obsesión. Algunos con la obsesión de escapar, otros con la de conocer. Por tanto se establece una analogía, una conexión entre el mar y los anzuelos. Pero en este caso, es el mar quien seduce a las personas. Es el drama de los balseros que en riesgo de su vida cruzan el Mar Caribe. Si detallas la superficie, es verdaderamente peligrosa aunque de lejos parezca clásica, calmada.

Otros artistas como Vija Celmins y Félix González-Torres han utilizado la imagen del mar, del agua. Pero a esta representación le otorgo una experiencia más táctil, más multisensorial.

Otra pieza de la muestra, Gente hermosa después de fiesta, se encamina en otra dirección.

Sí, fue inspirada en otra serie de descubrimientos que hice en esta sociedad: la industria del sexo y la pornografía. Es sobre la contradicción entre el minimalismo de una pieza, muy pulida, muy acabada. Para mí, minimalismo se asocia al control social, a los esterotipos del arte “high”, de lo que es perfecto y limpio. Cuando ud abre la pieza, tiene acceso a todas las mutaciones y cambios que están ocurriendo con la conducta sexual en la vida contemporánea. Es como una gran orgía, utilizando numerosos elementos de interés escultórico.

Todo fue inspirado por la industria del sexo. Unas piezas penetran, se entrelazan a otras partes del cuerpo. Es una obra que Louis Burgueois podría haber concebido…Porque es la nueva perspectiva de la sexualidad en el mundo contemporáneo.

Antes de ella realicé otra llamada Amor después de Brancusi. Pero aquí la llevé al extremo. Cuando permanece cerrada, es de aspecto minimal. Quizás convenga exhibirla así.

Cerrada?

El visitante puede abrirla, por supuesto. Pero si un museo o coleccionista lo desean, puede permanecer así.

Es una tentación. Cambiemos ahora a una perspectiva mayor. Cuál considera son los retos más interesantes para los artistas de su generación?

Pertenezco a una generación de artistas jóvenes en Cuba que tienen un gran reto: negociar entre las preocupaciones locales y una perspectiva internacional. Es importante reconocer que en el futuro, quizás el exotismo politico de Cuba vaya a desaparecer. Pero el arte s para siempre. Por ello, cada vez que hago una obra de arte, trato de infundirle capas de significados. Es como hacer un arte que permanezca incluso después que desaparezca el interés en Cuba. Y por supuesto, cada pieza debe ser comprendida en su propio contexto histórico y cultural.

Desde mi vision, el gran reto del arte cubano es crear un arte más profundo en el sentido humano. Por ello decidí enfocarme en los análisis neuronales y sicológicos. Hablar desde el lenguaje internacional de los cuerpos, el lenguaje internacional de la experiencia humana. Jorge Luis Borges expresó que lo que es importante para un ser humano es importante para todos.

Qué significa ser un artista internacional radicado en La Habana, en este tiempo?

Pertenezco a un grupo de artistas, por así decirlo, a una generación que considera que abandonar Cuba no es la mejor solución. Soy uno de esos artistas que invierten su esfuerzo y recursos en tener un buen puesto de mando en La Habana, porque es el sitio donde aprendí a vivir y luchar.

Otros artistas que emigraron lo hicieron porque venían de los años 80, de una sociedad distinta. Y cuando llegaron los 90, con el Período Especial, fue una situación muy difícil que no pudieron soportar. Pero yo crecí con este Período Especial. Aprendí como sobrevivir, cómo mantenerme en ese contexto. Y están mis amigos, my familia en La Habana. No pienso que en el mundo actual tengas que vivir en solo un lugar. El mundo, Internet, si tienes una galería que represente tu trabajo en diversos países, no tienes que fijarte a un sitio. Pero en mi caso, es en La Habana donde he encontrado la mejor manera de producir mis obras.

En Cuba, los artistas tienen espacios de libertad, de opinión y de movimiento. Es un privilegio. En este año he trabajado en Lisboa, estuve en España, en Roma, en varios sitios. En años anteriores, también. Me he estado desplazando un poco. Aunque soy un artista que no se mueve mucho. Permanezco cercano al studio, porque mi obra requiere de cuidadosa elaboración, y de atención física. Por ello no me considero un artista que viaja mucho. Voy a las inauguraciones, o como ahora, a preparar la exhibición. Pero la mayor parte del año estoy en mi estudio en Cuba. Es un sitio que he estado construyendo por cuatro años, y es un bueno para realizar cualquier tipo de trabajo.

Estados Mentales estará abierta en Jack Shainman Gallery hasta Noviembre 13.

 

Fuente: www.cubanartnews.org. 2010-10-14